portfolio7
RASTROS DEL PASADO

Cuenta Fausto Molina en su libro “Playa del Agua Dulce y Barra del Valiza” que “antes de cercarse la propiedad rural los caminos estaban marcados por la huella de las carretas”. Esos caminos comunicaban el centro poblado con la Estancia más cercana o a ésta con la pulpería más próxima. Dice Fausto que “en la segunda mitad de 1800 desde el caserío del pueblito de Castillos (...) hacia el Este, iba la huella a lo de los Sena, fundadores de la estirpe con 4.500 has.” Ese camino, al que se hace mención, es el viejo camino a Aguas Dulces el que pasa por el hoy Barrio San Martín y baja hacia los campos de los González. Dicho camino continúa hasta una intersección donde hacia el Sur se dirige a Aguas Dulces y hacia el Norte a la Ruta 9. Precisamente en esa cruz se encontraba, según Fausto Molina, el casco de la Estancia de Josefp Pereyra de Sena la cuál albergó una pulpería allá por 1860. Una reciente recorrida realizada por la zona nos permitió obtener las siguientes fotografías del lugar donde se ubicaría antiguamente el casco de la mencionada Estancia-Pulpería.

portfolio7

Si por el mencionado camino efectuamos el giro en dirección al Balneario Aguas Dulces nos encontraremos con uno de los puntos donde en 1822 se efectuó la marcación de uno de los límites de los campos de Manuel Álvarez Olivera por parte del Piloto Agrimensor Josef Rueda: “que hizo el Agrimensor colocar en la expresada distancia en las inmediaciones de una palma sola, un esteral, inmediatamente los médanos de la costa, y por ser horas competentes concluyó por ese día la operación” tal cuál expresa el Acta del Escribano Natalio Molina del día 21 de Mayo de 1822. Lamentablemente la propia naturaleza, a través de la caída de un rayo, le ha dado muerte a la mencionada Palmera testigo y punto clave de uno de los límites de las posesiones de Manuel Álvarez.

portfolio7

Detrás de “la palma sola” se encuentran los esteros de la hoy conocida laguna “de la alemana”. A unos metros se observan los “rastros” de una posible construcción de adobe. Se tratarían, según plano de Fausto Molina, de un “puesto” de la Estancia de Álvarez Olivera conocido como “puesto de la palma” donde seguramente habitó un puestero encargado de custodiar los límites de dicha posesión. Nuestro recorrido continuó por el camino que hoy nos lleva a la Ruta 9 y que antiguamente era la vía que comunicaba a la zona con la Angostura. Al costado o a escasos metros del mencionado camino se encuentran vestigios de al menos ocho construcciones que nos hablan de lo “poblado” que era la zona y de la importancia de esa vía de comunicación.

EN CUENTRA RAPIDAMENTE LO QUE ESTÁS BUSCANDO EN MÁS ROCHA

BUSCAR